Marcas y Consumidores: La lucha por la preferencia en Retail

En los grandes almacenes, las marcas compiten ferozmente por atraer a los clientes. Los pasillos son como campos de batalla en esta lucha por captar la atención y fidelidad del consumidor. Marcas conocidas compiten por estar en los supermercados y en la mente de la gente. Quieren ser elegidas por quienes buscan productos buenos, confiables y familiares.

El Poder de la Tradición

El impacto de marcas reconocidas como Coca-Cola, Kellogg's, Nestlé y Procter & Gamble en los estantes de los supermercados ha sido innegable durante décadas. Su omnipresencia muchas veces se convierte en sinónimo de sus respectivas categorías de productos.

¿Quién no ha asociado una tarde de cine con un balde de palomitas de maíz de Pop Secret o una mañana de domingo con un tazón de Corn Flakes de Kellogg's? Estas marcas, que forman parte de nuestro día a día, tienen como propósito facilitar nuestras vidas, desde cuidar a nuestros hijos con productos de Johnson & Johnson hasta soluciones innovadoras de 3M que impactan en distintos aspectos de nuestra vida cotidiana.

La competencia por la góndola

Sin embargo, la lealtad del consumidor no es algo que estas marcas puedan dar por sentado. En un mercado saturado y en constante evolución, la lucha por la atención en la góndola es más intensa que nunca. Marcas emergentes y rivales bien establecidos lanzan ofensivas estratégicas para ganar cuota de mercado y desplazar a los titanes tradicionales. Utilizando inteligencia artificial, las marcas pueden establecer duras campañas de Trade Marketing para ganar más espacios en entornos físicos y digitales, así como mejorar su ubicación estratégica.

La Estrategia del Engagement

Para las marcas, la clave para ganar el corazón del consumidor reside en la conexión emocional. No basta con ofrecer un producto de calidad; es necesario cultivar una relación significativa con el cliente. Marcas como Nike y Apple han perfeccionado esta estrategia, convirtiendo la compra de sus productos en una experiencia que trasciende lo puramente transaccional.

Desde el primer anuncio, Apple ha sabido cautivar a sus seguidores con campañas de marketing envolventes que despiertan la curiosidad y la emoción. La anticipación se convierte en un viaje emocionante a medida que los consumidores exploran las características innovadoras de los productos de Apple.

Por otro lado, Nike ha logrado conectar con sus clientes a través de mensajes inspiradores que promueven la superación personal y el espíritu deportivo. Sus campañas publicitarias no solo muestran los productos, sino que también transmiten valores como la determinación, la perseverancia y la pasión por el deporte. Esta conexión emocional ha llevado a que los consumidores se identifiquen con la marca y la elijan no solo por la calidad de sus productos, sino también por lo que representa.

En resumen, la conexión emocional es fundamental para construir una relación duradera con los clientes. Las marcas que logran despertar emociones positivas en sus consumidores son las que logran fidelizarlos y convertirlos en verdaderos embajadores de la marca. Por lo tanto, es importante que las empresas inviertan en estrategias de marketing que vayan más allá de la simple promoción de productos, y que se enfoquen en crear experiencias significativas que conecten con las emociones y los valores de sus clientes.

La Innovación como estrategia de supervivencia

Además de establecer conexiones emocionales, las marcas deben permanecer a la vanguardia de la innovación para mantenerse relevantes en un mercado en constante evolución. Esto puede significar desde la introducción de nuevos productos y sabores hasta la adopción de prácticas sostenibles y tecnologías disruptivas. Aquellas marcas que se resisten al cambio corren el riesgo de quedar obsoletas en un mundo que avanza a pasos agigantados.

El Papel del Consumidor

En última instancia, el verdadero árbitro en esta batalla por la góndola y el corazón del consumidor es el propio consumidor. Con su poder de elección, los consumidores moldean el paisaje de las marcas, premiando a aquellas que satisfacen sus necesidades y valores, y castigando a las que no cumplen con sus expectativas. 

Es necesario colaborar en conjunto con toda la cadena de valor para tener el producto correcto en el momento adecuado y así continuar haciendo la vida de nuestros clientes más fácil. Para capitalizar de manera contundente un espacio en la góndola y en el corazón de los consumidores, las empresas deben realmente entender el comportamiento de venta y uso de sus productos, sumando esto a los datos exógenos y contextuales de su público objetivo.

Celes ofrece datos precisos sobre el comportamiento del consumidor en una interfaz sencilla y en tiempo real, recomendando estrategias de precios y trade marketing para mantener a los clientes satisfechos y con alta retención.

Inventarios y precios perfectos para retailers, distribuidores y marcas.